22.6.06

social distorsion


La capacidad de deducción del ser humano tiene sus limitaciones.
La lógica… en la mayoría de las ocasiones brilla por su ausencia. Y en mi mundo interior yo utilizo siempre el mismo baremo para clasificar a las personas.
Los que aprendieron mientras crecían.
Los que no crecieron… los que se quedaron en los 12, los 15 o los 16 años. Estancados.
Con un espíritu de lucha interna contra un sistema que no conocen, por que ni se molestaron en aprenderlo. Hablando de todo de manera superficial, porque de manera profunda se pierden en su ignorancia. [La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna, ni estrellas]
Sí, hablo de aquellos que con 12, 15 o 16 años, dedicaron su tiempo a la play station, a la moto, a ver la tele, a hablar de nada con sus amigas durante 3 horas por el móvil, todos hemos pasado por la edad del pavo (unos con más gloria que otros) pero cuando una etapa llega a su fin, hay que saber cerrar el libro y abrir otro. Claro que a veces la biblioteca que te proporcionan los padres es para llorar…
Cuando toda tu vida gira en torno a salir a emborracharse el fin de semana, a fumarse los días entre porro y porro, a esconder los problemas bajo el polvo de la cocaína… entonces cualquier persona que haya leído más de un libro, que haya dedicado su vida al deporte, al arte, a la cultura, a viajar, resulta ser un bicho raro. [Y yo me parto y me mondo]
Desde luego que esta generación tiene un grave problema que aun no ha identificado.
El problema de la abundancia, de la falta de problemas reales.
Sí. Señores.
La gente que vivió su adolescencia y juventud en los 70, tenía un referente, sabían quien gobernaba, porqué lo estaba haciendo mal, tenían capacidad de sentirse con derecho a protestar las injusticias, porque conocían la ley, porque sabían lo que es justo y lo que no. Y sus inquietudes estaban motivadas por la paz, por la libertad, por el enriquecimiento del alma a través de la cultura, de la libertad de expresión.

Ahora no. Ahora un niño de 15 años tiene su habitación con su televisión con TDT, su dvd, su play station, su móvil de última generación, su ordenador con pantalla plana de montones de Gigabytes y de Gigaherzios para juegos y fotos de guarrillas, su conexión a Internet 24 horas (para más fotos de guarrillas y películas porno) su cámara de fotos digital de 6 megapíxel, su reproductor mp3 con radio y grabadora, camisetas de quicksilver y de el niño, tabla de surf, unos patines usados 2 veces, y miles de cosas que no necesita en el sentido pleno de lo que se entiende por “necesidad” que es: comer, dormir, y pocas cosas más… entonces ya no tiene nada en que esforzarse porque ya está todo hecho, si no estudia le pagarán la academia este verano, si no aprueba le mandarán al colegio privado, su madré estará cual chacha ocupándose de lavarle la ropa y prepararle la comida, lavar sus platos… y el padre llegará a su casa hasta los huevos de trabajar y con tal de no ver el inútil en que se está convirtiendo su hijo le dará 50 euros para que salga a dar una vuelta y no le moleste. Cuando el niño comience a crecer y busque nuevas inquietudes, asesorado por los listos de sus colegas, se pasará los fines de semana yonki perdido, sufriendo por su grave problema: tenerlo todo.

Que como explico entonces que en los 70 también se consumieran drogas?
Bueno, eso es fácil: Porque gilipollas hay en todas partes.

Claro que me extraña que en los 70 las niñas de 12 años fumaran y los niños de 14 le dieran al hachís, los de 16 a la marihuana, y los de 17 a la cocaína.
Nos lo van a poner muy fácil a los que hemos invertido el tiempo en ser útiles, en producir, los que tuvimos nuestra primera tele cuando nos fuimos de casa, los que desde muy pequeñitos fuimos educados para colaborar en casa, quitar nuestro plato, recoger nuestra mierda.
Porque de aquí a 20 años, el mercado laboral va a necesitar cubrir muchos puestos con gente a la que le quede más de media neurona.
Y que además, sepa utilizarla.

Ácida S.

1 comentario:

hernan@hotmail.com dijo...

Excelente comentario!!!! No se quien sos y navegando en la web me tope con este blog de casualidad, lei lo que pusiste y me parecio muy coherente.

Mi nombre es Hernan soy Argentino tengo 36 años y estoy viendo cada cosa de la que describis en tu texto y en este mi pais bananero y subdesarrollado del 3er mundo esta pasando lo mismo con los jóvenes. Lejos de Europa el mal es mundial...que mal?? el mal uso de la tecnologia... los pibes se estan aliendando y se estan emepezando a convertir en idiotas descerebrados por als drogas e inutiles... yo tambien use pero no abuse nunca... ellos abusan yd espues mueren o quedan idiotas,... es lamentable... te felicito por tus palabras...